[ad_1]

El Comité Ciudadano Antisida de Burgos denuncia que el Hospital Universitario de Burgos sustituya la pastilla única frente al VIH.

Con los tratamientos antirretrovirales actuales, en unos pocos meses, se controla eficazmente la enfermedad. Sabemos que los medicamentos para el VIH, o fármacos ARV, que se utilizan para el tratamiento del virus del VIH, no son capaces de curar la enfermedad, pero evitan que el virus se reproduzca o haga copias de sí mismo. La adherencia al tratamiento es clave para conseguir la máxima eficacia y se necesita mantener al paciente dentro del sistema sanitario con un seguimiento médico adecuado.

Numerosos estudios demuestran que la medicación es también la más eficaz de las medidas de prevención. Si la carga viral es indetectable, no se puede transmitir el VIH. La probabilidad de transmisión del VIH está relacionada con la carga viral: a mayor carga viral, mayor riesgo hay de transmisión del virus. Los tratamientos antivirales disponibles disminuyen la carga viral de VIH en muchos pacientes hasta resultar indetectable en un análisis de sangre.

La Comisión de Farmacia del Hospital Universitario de Burgos, HUBU, ha decidido sustituir los tratamientos antirretrovirales más eficaces (los llamados “combos” que incorporan todos los principios activos necesarios para controlar el VIH en una sola pastilla) por la combinación de varios fármacos para conseguir un ahorro en la factura farmacéutica anual del hospital.
Sin corresponderse con un criterio médico evidente, esta decisión utiliza a los pacientes con VIH para presionar a la industria farmacéutica con el objetivo de que bajen los precios de los medicamentos.

Tomada unilateralmente y aceptada, en general, por el Servicio de Medicina Interna del HUBU, se obliga a los pacientes con VIH a volver a tomar distintas combinaciones de fármacos, poniendo en riesgo aspectos fundamentales y ya demostrados que han garantizado hasta ahora un control eficaz de la enfermedad:

1. La adherencia al tratamiento siempre es más fácil tomando una única pastilla que tomando varias. En numerosos estudios y en las guías de las sociedades médicas se afirma que en relación con la adherencia los tratamientos de “una pastilla” son la referencia científica máxima.

2. Poner en riesgo la adherencia de las algunas personas con VIH al tratamiento supone aumentar las posibilidades de abandono en la toma de la medicación, de aumento de las resistencias ante el VIH, de incremento de las consultas de seguimiento de los pacientes, del número de hospitalizaciones y, en definitiva, generar un nuevo problema de Salud Pública.

3. La calidad de vida de las personas tratadas con ARV que se asocia a la simplificación de la toma de la medicación, empeora y esto va a repercutir negativamente en la manera de convivir con el VIH de muchos pacientes.

4. La reducción de los tratamientos disponibles en el Servicio de Farmacia Hospitalaria limita el libre ejercicio de los profesionales médicos y la individualización de los tratamientos que se pueden indicar en función de la situación y características de cada paciente.

Si se quieren reducir estos costes hay que analizar muchas otras variables que influyen en el actual modelo de mercado farmacéutico, que quedan muy lejos de una decisión tan local y sesgada, y recorrer otros caminos que pueden pasar por la compra centralizada de fármacos antirretrovirales, por el consejo médico individualizado hacia monoterapias o biterapias o por políticas de acceso a tratamientos genéricos más baratos que existen en el mercado.

Y contar, antes de tomar estas decisiones, con los afectados por esta enfermedad. Contar con la comunidad supone reconocer las enseñanzas que la lucha contra el VIH/SIDA nos ha mostrado estos años: que las mejores estrategias de prevención y de atención hacia las personas con VIH son aquellas en las que hemos participado activamente todos los agentes implicados.

Desde el Comité Ciudadano Antisida de Burgos denunciamos públicamente estos hechos y reclamamos que el Servicio de Farmacia Hospitalaria del HUBU disponga de todas las opciones de tratamientos médicos recomendados para la mejor atención sanitaria de las personas con VIH de Burgos. El acceso de todas las personas con VIH al tratamiento debe de estar plenamente garantizado desde el sistema sanitario.

José Antonio Noguero López
Presidente del CCASBU

[ad_2]

Fuente